diumenge, 13 de febrer de 2011

Y me enamoré de ti.
Igual no era suficiente llevar tiempo sin sentir algo así que de repente lo sientes, y llega intenso, como ya casi no lo recordabas.
Sin sentido, como los amores de verdad los que no se explican.
Sin rumbo, como los más tristes, los que no van a ningún sitio.
Sin dejar que entiendas nada y te extrañes de sentirlo.
Viviendo, algo que está a tu lado independientemente de ti, que te hace estremecer cuando no quieres, que te hace esperar cosas que no llegarán.
Y tú lo sabes, pero no cambia nada saberlo porque es un sin sentido como los amores de verdad.
Los que te hacen preguntarte si te has vuelto loco, los que te hacen soñar...soñar demasiado... y te obligas a intentar bajar a la realidad.
Estupidamente me enamoré de ti, cuento las horas, para que lo mismo que vino, se fue para dejar atrás, sentimientos absurdos, eternos.
Pero el hoy, es lo que tenemos ahora, no el mañana y hoy puedo decir que no tengo dudas, si, incomprensiblemente, me enamoré de ti.
Lo supe, cuando te vi sonreír.

¿Renunciar a qué? ¿A ser Feliz?
Eso suena demasiado fácil para dejarlo escapar, nadie dijo que iba a ser fácil salir de ese pozo oscuro, nadie dijo que la palabra felicidad se pudiera sentir de un día a otro, ni siquiera, nadie se ha atrevido a gritarle al mundo que llora por felicidad.
Deja esa capa que te nubla la vista y no te permite contemplar lo bonito del sol, lo bonito de la vida, esa pequeña sonrisa que te hecha una persona especial, pero que esa sonrisa te alegra el día.
Permite al mundo que te enseñe lo maravilloso de los lugares prohibidos, de una mañana en el campo, del sol en tu cara, de hacer el amor hasta la madrugada, permite a la vida que te enseñe a ser feliz, a ver el paraíso en tu mundo de imperfecciones.
Cada vez que una lágrima recorre tu colchón, cada vez que tu pequeño corazón se encoje de dolor, le estás quitando esa gran oportunidad a la vida, le estás quitando una oportunidad a la felicidad.
¿Quien dijo qué fuera fácil el ser feliz? ¿Quién dijo que no lo fuera?


12 anys sense el gran Carles Sabater. En honor a ell, dos clàssics i a més a més dels pioners del rock català, SAU.

Boig per tu


El tren de mitja nit


Sempre et recordaré.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada